viernes, 3 de febrero de 2017

6 DE FEBRERO, DÍA CONTRA LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA



La MGF es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas. Refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada, y constituye una forma extrema de discriminación de la mujer. Es practicada casi siempre en menores y constituye una violación de los derechos de la infancia. Asimismo, viola los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometido a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

El tema de 2017 es «Construir un puente sólido e interactivo entre África y el mundo para acelerar la erradicación de la mutilación genital femenina antes del 2030»


Hechos y cifras


    A nivel mundial, se calcula que hay al menos 200 millones de niñas y mujeres mutiladas. 44 millones de niñas menores de 14 años han sufrido la ablación, principalmente en Gambia (un 56%), Mauritania (54%) e Indonesia, donde alrededor de la mitad de las niñas de 11 años han padecido esta práctica.
    Los países con la prevalencia más alta entre mujeres y niñas entre 15 y 49 años son Somalia (58%), Guinea (97%) y Djibouti (93%).
    Si la tendencia actual continúa, para 2030 aproximadamente 86 millones de niñas en todo el mundo sufrirán algún tipo de mutilación genital.
    La mutilación genital femenina se practica en niñas en algún momento de sus vidas entre la infancia y la adolescencia.
    La mutilación genital femenina es causa de hemorragias graves y otros problemas de salud tales como quistes, infecciones e infertilidad, así como complicaciones en el parto y un mayor riesgo de muerte de recién nacidos.

    La mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres.



Os recomiendo un documental interesantísimo de Mabel Lozano, Mariama.

Os adjunto este video para debatir en clase.















Un cuento de Diego Jiménez e ilustrado por Sonia Sanz Escudero