miércoles, 22 de octubre de 2014

La difícil tarea de ser hombre y feminista (y no morir en el intento)


Cada vez son más los hombres que se declaran en favor de la igualdad, pero la falta de tradición y los prejuicios convierten su causa en una tarea doblemente complicada.



Pharrel Williams, que participó en el polémico videoclip de "Blurred Lines", acaba de declarar que las mujeres son sus "musas" y que "el feminismo es algo realmente cool"

"Dios, líbrame de mis amigos que de mis enemigos me encargo yo", dijo Voltaire. A juzgar por los últimos aliados con los que cuenta la causa feminista la plegaria del escritor y filósofo francés se presenta más oportuna que nunca. La última colección de Karl Lagerfeld para Chanel, con bolsos que llevan frases del estilo "feminista pero femenina", o las recientes declaraciones de la cantautora británica Annie Lennox ("Soy una feminista que ama a los hombres") evidencian la ceremonia de la confusión a la que se presta la lucha por la igualdad. ¿Qué tendrá que ver la feminidad o el amor por los hombres con la misión que tan bien explicó la actriz Emma Watson en su célebre discurso de la ONU? Ante tanta desinformación, la existencia de hombres que se declaran feministas resulta algo tan exótico como admirable.  Para continuar con el artístículo pincha aquí  

Para ver el videoclip de "Blurred Lines" pincha aquí

Sugiero que este tema se lleve a debate en las aulas. Pepa Cobo